Alegría contenida en Miranda de Ebro el sorteo de Copa del Rey