Un belga cruza con su bicicleta un abismo de 2700 metros a través de una cuerda