La conjura del Barça para ganar el doblete: mismo restaurante y menú que en el triplete