El conductor del bus del Fenerbahce salió por su propio pie con un disparo en el rostro