Más de 40 ciudades de Norteamérica buscan acoger partidos en el Mundial de 2026