Los cimientos del equipo de Zidane se vienen abajo: problemas en la BBC