Los viejos rockeros son los que sostienen al Real Madrid: "Nos desprecian, pero seguimos vivos"