La última oportunidad de Guardiola con el Bayern: "No estoy muerto, tengo una bala"