Real Madrid y Barcelona van por el lado de la muerte en la Champions; El Atlético, por el camino más 'fácil'