La sonrisa de Messi al enterarse de la dimisión de Bartomeu y la broma de algún jugador del vestuario de meter cava en la nevera