El madridismo despide a la plantilla antes de partir a Lisboa