Robert Lewandowski se prepara para su final más especial: quitarle el récord goleador a Cristiano y conseguir el triplete