La lesión de Bale deja en el aire su presencia en el derbi frente al Atlético de Madrid