Los jugadores se olvidan de Rafa Benítez, defienden a Florentino y se centran en Zidane