Así suena el fútbol en un estadio sin público: los gritos desde dentro y desde fuera