Cristiano tarda menos de 10 segundos en que le pidan un autógrafo al bajarse del avión en Madrid