El Barcelona, contra las cuerdas en la Champions: reacción, Europa League o descalabro