El ataque ultra al hotel del Real Madrid en Ámsterdam, desde las habitaciones