Las casas de apuestas confían en el banquillo del Madrid para estar en semifinales