El Sevilla, a un paso de octavos en Champions: las razones para hacer historia