El Bernabéu se prepara para su gran noche y demostrar quién manda en Europa