Piqué, Messi y Cesc jugaron una hora a la ruleta americana tras caer ante el Málaga