Pepe y Benzema son las grandes preocupaciones de Ancelotti para Lisboa