Özil clava otra de las pocas faltas que le deja lanzar CR7