Maradona, ídolo del Nápoles, preferiría enfrentarse al Madrid ahora que en marzo