Manu Carreño: "Que un padre lleve a su hijo al fútbol es una aventura casi imposible"