El doble rasero del Legia con los ultras: sin viajar pero piden que puedan ante el Madrid