Ni vaso ni hielo: los ultras del Legia mezclan whisky y Coca Cola directamente en la boca