La Juve, indignada con el árbitro en Madrid