Griezmann, el jugador de moda en el Atleti: trabajador, desequilibrante y 23 goles