El Chelsea sorprende gracias a Drogba y Torres