Los discursos de los jugadores del Madrid dejan claro la fiesta blanca