El Barça no recupera sensaciones en Milán