La afición del Málaga calienta motores para la remontada