El Borussia Dortmund luchó hasta el final