Y Cesc rememoró la historia