Así fue la celebración del Barça: más comedida que otras y sin Messi ni Suárez