Cazorla recibió el calor de sus compañeros y entrenador después de fallar el penalti contra el Betis