La catapulta de 27 metros de Bale: cambió el balón, lo secó, dio tres zancadas y gol