Carlos, el niño afectado por leucomalacia, cumple su sueño al conocer a su ídolo, Kevin Gameiro