Los jugadores del Betis se cabrean y terminan entrenando entre canoas