El 'eau del bicho' gusta en Madrid pero causa alergia en Barcelona