El Betis se benefició de un gol fantasma que no contó para el Recreativo de Huelva