La directiva y jugadores del Betis quieren parar el clima de 'guerra civil' en la entidad