El Betis se despega de la quema