La afición del Betis, calentita