El Atlético cumple y deja al Betis sin su sueño copero