Real Madrid y Barça han sumado dos puntos este año gracias errores arbitrales