Así quedó la zona tras la batalla campal entre ultras del Sevilla y de la Juventus