El tridente celebra el triplete en el Olímpico